¿Cómo obtener una visa para vivir en Estados Unidos?


Los ciudadanos mexicanos con deseos de emprender un negocio o casarse con un estadounidense pueden obtener la residencia legal

 

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) ofrece diversos tipos de visa para los ciudadanos extranjeros con deseos de quedarse en los Estados Unidos para vivir, estudiar y trabajar de manera temporal o permanente.

México es el país con el mayor número de visas de inmigrante aprobadas, con un total de 76 mil 406 en 2012, de acuerdo al Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Antes de ser elegibles a cualquier visa temporal o residencia permanente, el solicitante deber obtener el permiso para ingresar a Estados Unidos. Los factores que determinan su elegibilidad incluyen condiciones médicas serias, violaciones inmigratorias en el pasado y fraude.

 

Residencia legal para familiares. Determinadas personas pueden solicitar la residencia legal permanente para parientes mexicanos. Los ciudadanos estadounidenses y los extranjeros con residencia legal pueden patrocinar a un cónyuge, padres, hijos y hermanos.

El solicitante debe presentar el Formulario I-130, con un costo de 420 dólares, para demostrar los lazos familiares con la persona por la que está haciendo la solicitud. No hay lista de espera para familiares, por lo que si se aprueba la solicitud y los familiares están en Estados Unidos, podrán presentar una pedir el ajuste de estatus y convertirse en residentes permanentes, con el Formulario I-485.

Visa K-1, también llamada “Fiancé Visa, es otorgada a los extranjeros comprometidos a casarse con un ciudadano estadounidense dentro de los 90 días de su ingreso a los Estados Unidos. El primer paso para recibir la visa K-1 es completar el formulario I-129 F ante el USCIS, por un costo de 350 dólares. Al ser aprobada la solicitud, el Centro Nacional de Visas (NVC) la manda a la embajada de Estados Unidos donde el novio(a) pueda aplicar por la visa K-1.

Los novios tendrán que asistir a una entrevista y presentar un examen médico al igual que varios documentos. Después del matrimonio, el extranjero puede solicitar la residencia permanente.

Visas laborales. Otra opción es cuando los empleadores deciden patrocinar a empleados actuales o a empleados potenciales, al presentar el Formulario I-140 con un costo de 580 dólares. El proceso implica buscar trabajadores estadunidenses calificados y, si no hay candidatos, el empleador puede presentar una solicitud de certificación laboral ante el Departamento de Trabajo.

Existen diversas visas en esta categoría. La visa EB-1  es para empleados que posean características y habilidades extraordinarias, la visa EB-2 para trabajadores con un doctorado o grado educativo y la visa EB-3 para los empleados hábiles, profesionales y otros trabajadores.

Visa de inversionistaLos extranjeros mexicanos también pueden obtener la residencia al invertir en un negocio en Estados Unidos, con una inversión mínima de 500 mil dólares en la construcción de la empresa. La inversión debe generar empleos para al menos 10 trabajadores estadunidenses.

El primer paso es completar el Formulario I-526, con un precio de mil 500 dólares, y presentar una serie de documentos y prueba de examen médico, realizar una entrevista en el consulado y cubrir todos los gastos del proceso.

Visa de estudianteLa visa F se otorga a extranjeros que desean estudiar o investigar en un centro de educación superior en Estados Unidos. Los estudiantes reciben permiso para residir en el país durante la duración del año escolar e incluso tienen un permiso especial para trabajar dentro la universidad.
El estudiante debe ser aceptado en una universidad que forma parte del Student and Exchange Visitor Program (SEVP) y presentar el Formulario DS-160, con un costo de 160 dólares. El proceso incluye una entrevista en el consulado, presentar una serie de documentos, como un pasaporte vigente y fotografías.
Residencia legal para familiares. Determinadas personas pueden solicitar la residencia legal permanente para parientes mexicanos. Los ciudadanos estadounidenses y los extranjeros con residencia legal pueden patrocinar a un cónyuge, padres, hijos y hermanos.

No se aceptan comentarios por el momento.