Descubre tus habilidades


Antes de decidir la carrera que deseas estudiar, es necesario detectar no solamente tus gustos, sino para qué eres bueno. Identificar esto a tiempo te evitará cambios innecesarios de carrera y podrás iniciar tus experiencias profesionales antes de concluir tus estudios.

Sin embargo, no siempre es sencillo identificar las aptitudes y habilidades propias, ya sea porque no se le dedica el tiempo necesario o porque no las consideras realmente como campos de oportunidad para la vida laboral.

Es importante que dediques el tiempo suficiente para que descubras tus intereses y las actividades que disfrutas haciendo, puesto que con base en dicha identificación podrás basar tu decisión de qué deseas hacer de manera profesional.

10 consejos para tomar una mejor decisión

1. Lleva tus intereses a la práctica.

Una manera de descubrir si eres bueno en algo es llevándolo a la práctica. Si te interesan los animales, busca la forma de entrar como voluntario a un refugio o si te gusta la locución, haz lo posible por conocer las instalaciones de una radiodifusora y por platicar con quienes laboral ahí.

No importa si un día te interesan las matemáticas y otro la historia, lo esencial es diversificarte hasta encontrar lo que te apasiona.

2. Identifica lo que más te gusta hacer.

Es probable que sientas afición por un gran número de actividades, pero siempre habrá alguna que llame más tu atención. Identifica cuál es respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles actividades realizas por gusto propio?
  • ¿Qué actividades te divierten y entretienen?
  • ¿Qué situaciones te hacen sentir satisfecho después de realizarlas?
  • ¿Qué actividades incrementan tu curiosidad y te llevan a investigar más al respecto?
  • ¿Qué eliges realizar en tu tiempo libre?

3. Toma en cuenta tu personalidad

Los rasgos de tu personalidad influyen en las habilidades que desarrollas a lo largo del tiempo y, por tanto, tu desempeño en las carreras universitarias en las que podrías destacar. Compara el perfil de ingreso de cada carrera con tu forma de pensar, actuar y sentir en situaciones específicas para saber si podrás realizarla de la manera más eficiente.

4. Aprovecha tu tiempo libre.

Emplea el tiempo que tienes libre en actividades que puedan ayudarte a saber qué es lo que te gustaría hacer. Identificar lo que te provoca gusto hacer te dará una pauta de qué carreras o profesiones desarrollarías de manera satisfactoria.

Conoce la oferta de cursos, talleres y demás opciones de formación académica, artística o deportiva que existan en tu ciudad y no dudes en ingresar a aquellas que más te interesen.

5. Reconoce tus limitaciones.

Existen profesiones que pueden ser muy atractivas ya sea por sus actividades o por su remuneración, pero que tuscarencias no te permiten practicar. Por ejemplo, tal vez te encantaría ser cirujano, pero no soportas la sangre, o bien, te gustaría ser presentador de noticias, pero enmudeces frente a las cámaras.

Es importante determinar si tus limitaciones intervendrán en la práctica satisfactoria de aquello que deseas elegir como profesión. Por más que sientas atracción ante cierta carrera, debes cumplir con el perfil de ingreso requerido para asegurarte que podrás cursarla sin dificultades.

6. Busca mentores.

En las diversas áreas de conocimiento, hay personalidades que, ya sea por el desempeño en su profesión, sus estudios o investigaciones, cuentan con un nombre forjado y reconocido. Dichas personas pueden ayudarte a disipar dudas o compartir sus experiencias, lo que te ayudará a conocer un poco más sobre la carrera o profesión por la que sientas inquietud.

La importancia de esto radica en el conocimiento real de las carreras universitarias o del campo laboral que les corresponde es un factor determinante en la construcción de una carrera laboral satisfactoria.

7. Asiste a seminarios y conferencias.

Enfócate en conocer de primera voz las experiencias de quienes se encuentran trabajando en la profesión de tu interés. Asistir a conferencias y seminarios de temas específicos ampliará el espectro tanto de campos de desarrollo como de novedades a las que podrías abocarte de optar por una u otra carrera.

Recuerda que entre más claro tengas el plan de estudios o las profesiones que involucran las carreras profesionales, más sólida será tu decisión.

8. Pide asesoría a tus maestros.

Muchas veces es difícil relacionar los conocimientos impartidos en las clases con puestos de trabajos o con tus propios intereses, lo que puede hacerte sentir desmotivado. Pide a tus maestros que vinculen las asignaturas con profesiones o carreras universitarias para que puedas identificar aquéllas que más te convengan.

9. Realiza exámenes de aptitud.

Existen varias pruebas especialmente diseñadas para orientarte sobre las carreras que más se adecúen a tu perfil. Estas pruebas se basan en la aplicación de cuestionarios tanto psicológicos como sociales para determinar las áreas de estudio a las que más se apega tu perfil, tomando en cuenta tus intereses, aptitudes y personalidad.

10. Pide el apoyo de tus padres.

Para llevar todas estas recomendaciones a la práctica, es probable que requieras el apoyo de tus padres ya sea en tiempo, dinero, transporte o cualquier aspecto en el que ellos podrían auxiliarte. Expón tus inquietudes ante ellos y solicítales, en la medida de sus posibilidades, la ayuda que puedan brindarte.

Todos estos consejos te ayudarán a ahorrar tiempo, así como a conocer y descubrir las actividades que mejor puedes realizar. Enfócate en que, además de obtener un conocimiento y instrucción a través de ellas, estas prácticas deben proveerte gusto y satisfacción.

 

 

No se aceptan comentarios por el momento.