TU AUTOESTIMA


La noción de autoestima en nuestra cultura se confunde frecuentemente con lo que se llama “amor propio” y tiene un significado negativo cuando se asocia con términos como individualismo, egoísmo y sentimientos de culpa, particularmente cuando nos sentimos heridos en nuestro “amor propio”.

 

Una definición generalizada de autoestima responde a la evaluación global que cada individuo tiene de si mismo; es decir, su grado de satisfacción personal.

 

“Este valor que nos damos a nosotros mismos está de acuerdo con la manera en que nos percibimos, la forma en que concebimos a nuestra persona y a nuestra conducta general como seres humanos.”

 

 Implica tener confianza en nuestra capacidad de compartir afecto sin distinciones, estar dispuestos a ser  amados por nuestras virtudes, disposición a comprender las diferencias de los demás, sin dejar de lado nuestra singularidad.

 

 Una buena autoestima significa:

 

  • Tener buena opinión de uno mismo.
  • Tener confianza en nuestro valor como personas.
  • Tener una actitud positiva.
  • Estar satisfechos de nuestros logros la mayor parte del tiempo.
  • Establecer objetivos realistas al determinar nuestro plan de vida.

 

 

Las personas se benefician cuando mantienen buenas relaciones con los demás, sin soslayar los hechos y los pensamientos positivos adquiridos en las diferentes etapas de la vida.

 

El concepto de ser uno mismo, implica tener conciencia de las habilidades, capacidades y valores que están presentes en las diversas actividades que realizamos. El conocimiento que tenemos de nosotros mismos, nos ayuda

a elegir objetivos más cercanos a nuestras capacidades y eso nos permite disfrutar nuestros logros.

 

También es importante el valor que nos damos a nosotros mismos, el amarnos o despreciarnos y el impacto que esto tiene en nuestro bienestar físico y psicológico.

 

Hoy en día existe un acuerdo para decir que la autoestima es, al mismo tiempo, el resultado de una experiencia psicológica y el producto de una actividad de reflexión y conocimiento personal que se hace evidente en nuestra conducta social. Esta afirmación significa que la autoestima se construye de manera progresiva desde el vientre materno, y que su desarrollo es resultado de un proceso dinámico continuo.

 

En otras palabras, la autoestima se ve influida por nuestras experiencias, nuestra forma de pensar y la idea que tenemos del mundo que nos rodea.

, , , , , , ,

No se aceptan comentarios por el momento.